viernes, 19 de febrero de 2016

Crecen


El río baja y los árboles
crecen
como un muerto que miente
sobre sus cabellos
Las raíces son venas
reventando en la barranca
Encallo en esta isla nueva
que tiene corazón de barco

DP


martes, 2 de febrero de 2016

Chicharras

Cuando la noche se hace noche, así como la mujer y el hombre también se hacen, en algún lugar quedan los pelechos: pequeños restos de vida de otro tiempo, chicharras transparentes prendidas de los árboles.

miércoles, 14 de octubre de 2015

Sobre la presentación de Arrullo (Corteza Ediciones, 2014) en la Ciudad de Avellaneda, Santa Fe.


Texto leído por la Profesora Daniela Sartor, en la presentación de Arrullo, en el marco de la feria del Libro de la Ciudad de Avellaneda, Santa Fe, Argentina.

Arrullo” de Diego Planisich


En los versos de Diego el arroyo está presente porque lo está en su vida…. dice en diferentes poemas… Pateando el arroyo… sentía la barba crecer junto al arroyo… el arroyo con sus pasos insurrectos…el arroyo sostenía su arrullo… 
Ese hilo de agua que a veces se corta y a veces abunda, recorre su espacio, lo limita lo contiene y lo arrulla en esta intemperie sin fin que como dice Juan L. Ortiz es la poesía, poeta que Diego admira. Será por eso que también como él… en sus textos busca hacer fluir todo lo inasible que lo rodea, y lo hace desde el margen, desde la orilla.

Pero también Diego tiene una mirada hacia los que sufren el agua en su ausencia…ellos cruzan la interprovincial trayendo agua en bidones de plástico… en la casa la bomba es una escultura sobre la piel seca del patio.

Y entonces beber es el necesario ritual para exorcizar al calor y es testigo del encuentro…pongo a enfriar un porrón para que la muerte no me alcance...

y nos veían abrazarnos y tomar un porrón.

Los envases son los sobrevivientes descartados por su inutilidad o rehusados, testigos necesarios del paso del tiempo.

Y en ese vivir pisando la tierra, el poema ayuda a nombrar la nostalgia… como un pájaro sucio que rescata un ala de la oscuridad asomaba del barro un resero blanco sanjuanino.

Las cosas no son como antes ni siquiera para un envase de aceite para motor.

Diego es un hombre situado en un rincón del mundo evocando sensaciones que lo hermanan con todo el mundo.
Vicente Huidobro dice en “Manifiesto de Manifiestos”
Un poema debe ser algo inhabitual pero hecho a base de cosas que manejamos constantemente, de cosas que están cerca de nuestro pecho, pues si el poema inhabitual también se halla construido a base de elementos inhabituales nos asombrará más que emocionarnos, lo que asombra no transporta…hay que ser un verdadero poeta para poder dar a las cosas que hallan cerca de nosotros la carga suficiente para que nos maravillen”

En ARRULLO, la metáfora tiene imágenes conocidas que son dichas de manera que nos emocionan y nos maravillan. El pito de la fábrica, el Bar Z, el porrón, el paraguas, los puentes de la Sarita, de la mano del poeta nos transportan, nos devuelven la mirada hacia nosotros mismos.

Escribir es un placer, algunos creen que el poeta tiene poderes divinos, es un placer y también es un dolor que se transita hasta encontrar una luz que no hiera pero el gozo sublime está en leer poemas en los que sentís el canto, el susurro mudo de las cosas.

Diego nace y vive Avellaneda en el centro y en sus orillas, y con sus poesías nos transita, nos recorre, nos arrulla y nos invita a acompañarnos en nuestros pasos insurrectos.


 
Avellaneda, 26 de Junio de 2015.



martes, 23 de diciembre de 2014

Presentación de Arrullo




El día viernes 12 de diciembre, Corteza ediciones presentó tres títulos de poesía en la Ciudad de Santo Tomé. Junto a "Flaquito", de Larisa Cumin y "Bursinia", de Leonardo Pez, se presentó "Arrullo", mi primer libro de poesía. Fue una noche hermosa.
Para el próximo año se esperan nuevas presentaciones en distintas ciudades, incluso en el Norte Santafesino.
Mi eterno agradecimiento a la editorial por publicar estos poemas.




  










(*) Las fotos pertenecen a Abril Lucia y a Agustina Lescano.



viernes, 10 de octubre de 2014

Grayskull


Los pelos apuntan al cielo
en esta construcción
que está a media altura
Estos hierros del 12 aseguran el futuro
de una estructura que guardará secretos
Las paredes de 20 serán el claustro
de una película que rodará
permanente
en cada parte del sitio

Aún queda media carga de arena

el resto ha pasado a mejor vida
o quién sabe
a una peor
Las piedras
de las que nadie sabe su procedencia
alcanzarán para los próximos metros

Los ladrillos apilados

parecen alumnos de primaria
El hombre los tomará de a uno
y los subirá a un lugar más alto
en el mundo
Formarán parte de un tumulto
estarán ahí
para ser testigos del tiempo

Hay hierros oxidados a la intemperie

me dicen que no es grave, que soportarán
un poco más de lluvia
En este lugar se construye Grayskull
y aunque sin puentes levadizos
no descarto plantar en el frente
un ejército de flores





miércoles, 1 de octubre de 2014

Bicicleta de río

A Daniel Cabral
El kayak
es la bicicleta de río
me dijo ese día Dani
cuando decidí comprar
Ahora tengo
embarcación
Escapo al arroyo
cuando puedo
Llevo la cámara
para encuadrar paisajes
que no volveré a ver
como si fueran una
maqueta provisoria
que desde arriba
cambian al ritmo
del cauce



martes, 16 de septiembre de 2014

Hasta el final


Estiro 
la manguera 
hasta el final

No hay canteros a lo largo del terreno

por eso la pala está donde está

Como un arroyo codea sus orillas

va el agua recorriendo el surco, busca
las raíces profundas, moja los huesos
de los perros que tuvimos hasta hoy